Los secretos que nunca te han contado sobre el cultivo de una exuberante albahaca

Los secretos que nunca te han contado sobre el cultivo

Los secretos que nunca te han contado sobre el cultivo de una exuberante albahaca

Los secretos que nunca te han contado sobre el cultivo de una exuberante albahaca

Para conseguir una albahaca exuberante y sana, no vuelva a cometer estos errores. Descubre nuestros consejos de jardinero para cultivar con éxito esta planta aromática.

¿Cómo se cultiva una albahaca exuberante?

¿Sueña con tener tanta albahaca fresca y sana como desee, que pueda coger en su balcón o alféizar? Antes de nada, debes saber que esta planta aromática tiene ciertos requisitos que debes cumplir.

En términos prácticos, hay precauciones importantes que debes tomar, pero también errores que nunca deben repetirse. Cada uno de estos detalles contribuye a tener una hierba aromática saludable que puede darte abundantes hojas verdes.

Para cultivar una albahaca exuberante, lo primero es colocar la maceta en el lugar adecuado. Esta planta aromática necesita exposición a la luz natural. Sin embargo, debes tener cuidado en los días calurosos, cuando los rayos del sol son abrasadores.

Además de la luz, la temperatura es otro factor importante a tener en cuenta. La albahaca necesita crecer en un ambiente con una temperatura constante de entre 16 y 26 grados.

Por último, el riego debe ser regular. Sin embargo, la tierra nunca debe estar empapada, sólo húmeda.

¿Qué debo hacer con la albahaca en verano?

Durante el verano, cuando las temperaturas son altas, es aconsejable pulverizar las hojas para mantenerlas húmedas. Tenga en cuenta que la tierra no debe estar ni empapada ni demasiado seca.

Antes de volver a regar, acuérdate de comprobar la humedad de la tierra. Para que la albahaca florezca, hay que abonar bien la tierra.

Recomendamos abonar la tierra con una buena mezcla de musgo de turba. Añade también un poco de arcilla expandida para crear un buen sistema de drenaje.

Algunos secretos inconfesables para una planta de albahaca próspera

Aunque es importante proporcionar las condiciones ambientales ideales para una planta de albahaca exuberante, la elección de la maceta tampoco debe tomarse a la ligera.

Tenga en cuenta el tamaño de su planta aromática a la hora de elegir las dimensiones exactas del jarrón. A título orientativo, una planta de albahaca de tamaño medio necesita una maceta de terracota de 15-20 cm de diámetro.

La cosecha no es un asunto de talla única. No cometa el error de arrancar las hojas de forma agresiva. Procure arrancar todo el ramito de los brotes, no sólo las hojas.

Por último, para evitar que la albahaca se seque, evite exponerla directamente a corrientes de aire frío o caliente.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies